Cómo desatascar el baño

Uno de los trabajos más odiados por más de una persona es el tener que desatascar un baño, y es que muchas personas sienten un profundo asco a esta serie de labores, claro, entendemos el por qué, pero hoy te podremos enseñar cómo desatascar un baño sin tener que ensuciarse ni un solo dedo, así que, a trabajar

Si estamos hablando de los típicos atascos  ¨simples¨ realmente no tendríamos nada de qué preocuparnos, son de los más comunes y ocurren por un montón de razones, por mal mantenimiento, por un desgaste en la tubería, no siempre es nuestra culpa.

En la mayoría de los casos los problemas estarían resueltos con el uso de un típico desatascador o bomba que se encuentran en la mayoría de los baños, son increíbles, su punta de goma crean un vacío que succiona y mueve las obstrucciones que puedan llegar a tener.

Ahora bien, si eres una de esas personas que no cuenta con un desatascador en tu baño, tenemos otra serie de soluciones, si el agua que se queda atascado en el baño notas que se está drenando poco a poco significa que en la obstrucción hay un pequeño paso o fisura por la cual el agua está siguiendo su recorrido, en este caso solo necesitaremos la gravedad y la compresión.

La solución es usar más agua, llenarás la tasa del baño del agua, sin dejar que se derrame, cada que notes que el agua comienza a vaciarse, agregaras más agua a la tasa, eventualmente notaras como la presión del agua causarán que el objeto termine cediendo y se vaya por la tubería, aunque esta solución toma algo de tiempo, aún tenemos otras posibles soluciones.

Si notamos que el atasco persiste, deberemos comenzar a usar productos dedicados a desatascar, no son excesivamente caros, y podemos encontrarlos en diferentes variedades, son realmente muy efectivo y nos ayudan a la hora de tener que limpiar las tuberías.

Lo que hacen esta gama de productos es que básicamente ¨destruyen¨ por decirlo de alguna manera los objetos orgánicos que puedan estar obstruyendo el paso.

Si estamos hablando de un atasco realmente grave, tendremos dos opciones, los remedios más potentes o llamar a un experto, comencemos por los más potentes.

Existen desatascadores potentes que pueden acabar con las obstrucciones, pero debes ser sumamente cuidadoso pues estos elementos pueden causar quemaduras en nuestra piel, si esta solución te da un poco de miedo podemos recurrir a sus versiones hogareñas.

En un poco de agua hirviendo agrega sal, vinagre y bicarbonato, esta súper mezcla causara el mismo efecto que los desatascadores químicos pero sin tener que ser peligrosos, lo que logran es también acabar con las obstrucciones orgánicas pero no lo harán de manera tan acelerada como lo demás, pero sin embargo no quemaran nuestra piel como lo haría un producto químico.

Tener un buen mantenimiento de las tuberías del baño evitarán que estos problemas vuelvan a ocurrir en el mañana no sientas miedo de intentarlos hoy.