Desatascador casero

Muchas personas prefieren los remedios caseros a la hora de solucionar los diferentes problemas que puedan afrontar en su hogar; hay quienes creen que tienden a ser realmente las mejores soluciones y para todas esas personas que necesitan una solución rápida y a la mano les traemos un desatascador casero para todo momento.

Mejores insumos para desatascadores caseros del mercado.

Aunque a veces no lo notamos en nuestro día cotidiano estamos siempre usando una serie de recursos químicos que terminan contaminando nuestro alrededor y en consecuencia nuestra salud; el uso desinformado sobre ciertos elementos químicos de limpieza realmente pueden llegar a ser muy nocivos para nosotros.

Si eres una de esas personas que no realizan un mantenimiento periódico a sus tuberías eventualmente sufrirás una obstrucción o un atasco; que no te permitirán seguir disfrutando de estas y necesitaras encontrar una solución adecuada y rápida para acabarlo.

Lo que necesitaremos serán elementos que pueden estar en cualquier cocina usaremos:

Vinagre, bicarbonato (solo un poco) y agua, la suma de estos tres elementos nos traerán de nuevo un flujo normal dentro de la tubería. Y es que para sorpresas de muchos estos elementos son usados por expertos fontaneros a la hora de lidiar con las tapadas más difíciles.

VINAGRE DE LIMPIEZA CONCENTRADO CON OLOR A LIMÓN

Es un método tradicional pero consigue resultados de manera sorprendente, lo que pasa es que ocurre un proceso químico muy simple, entre las propiedades del vinagre por ejemplo tenemos la presencia de lo que llamamos acido aceitico y este acido tiene un efecto desinfectante sobre una enorme cantidad de bacterias que están ubicadas en comida, partes del hogar e incluso tuberías, estamos hablando de un limpiador no invasivo ni corrosivo.

El bicarbonato tiene una tasa de absorción alto y cuando lo combinamos con vinagre logramos desatorar los desechos que están obstruyendo el paso del agua.

Bicarbonato de Sodio, Insumo Ecológico de Origen Natural, Libre de Aluminio

Lo que vamos a hacer primero que nada es desaguar el excedente de agua que este acumulado en el lugar en el que trabajaremos; bien sea la ducha, el lavabo o el fregadero, con una media taza de bicarbonato lo esparciremos en la tubería que vayamos a trabajar.

Después de dejarlo uno 15 minutos volveremos a agregar otra taza de bicarbonato, en seguida agregaremos una media taza de vinagre y comenzaremos a ver un efecto de reacción, lo dejaremos así por 10 minutos y una vez conseguido esto agregaremos agua hirviendo encima

¿Por qué usar un desatascador casero?

En ciertas ocasiones compramos desatascadores químicos sin leer las instrucciones de uso, el mal manejo de estos puede traer consecuencias a nuestra tubería; porque pueden crear efectos corrosivos dentro de estas que son dañinas.

Los desatascadores caseros nos ayudan a mantener una tubería más limpia y desinfectada a la hora de usarla en cualquier lugar que estemos; además que los productos son muy fáciles de adquirir o están en cualquier lugar de nuestra casa, adquiere tus desatascadores casero hoy mismo y despreocúpate.