Trucos y consejos para desatascar un lavabo

Tips para desatascar el desagüe del lavabo

El lavabo del aseo es uno de los sanitarios que más utilizamos en nuestro día a día, es el lugar más frecuentado por cualquier familiar cada mañana. El lavabo es donde nos cepillamos los dientes, donde nos peinamos, nos lavamos la cara y nos ponemos a punto para empezar el día.

Por eso es un verdadero fastidio si nos levantamos una mañana y nos encontramos con el lavabo completamente atascado. No podremos hacer ninguna de las tareas anteriormente mencionadas y seguramente empezaremos el día con un enfado más que justificado. Algo que no nos beneficia en nada.

Antes de pasar directamente a cómo se desatasca un lavabo, queremos repasar los principales motivos por los que se suelen atascar los lavamos de los servicios. Aún así si necesitas desatascar el lavabo con urgencia, puedes pasar directamente al punto 5 de este artículo dónde explicamos detalladamente como solucionar tu problema con total garantía.

Evitar los motivos del atasco de los lavamanos

Las principales causas por las que se puede producir un atasco en el lavabo de tu cuarto de baño son las siguientes:

Tuberías antiguas o muy desgastadas

En algunas ocasiones, un atasco del lavamanos es a causa de que las tuberías son viejas. Si la finca es antigua las tuberías de los desagües lo más probable es que sean de hierro en lugar de PVC. El hierro con los productos de limpieza: salfumán, lejía, jabón, etc se va deteriorando con el paso del tiempo. Hasta agujerearse produciendo escapes de agua o obstruyendo la tubería impidiendo que desagüe con rapidez.

Si tu vivienda tiene bastantes años (30 o más) es posible que esta sea la causa. Y te preguntarás… ¿Qué solución tiene esto?, pues lamentándolo mucho la solución pasa por cambiar toda la tubería del desagüe o si tiene mucha suerte cambiar el trozo que se ha roto/averiado.

Residuos, suciedad y escombros

Esta causa es más común que la anterior. Puede ser que el agujero del desagüe de tu lavamanos se trague objetos accidentalmente como anillos, pendientes, ganchos del pelo, etc. Seguramente estos accesorios se queden en el sifón del lavabo y simplemente tengas que desmontarlo, quitar el objeto y lavar toda la suciedad del sifón para que vuelva a fluir el agua con normalidad.

También es común que queden restos de pasta de dientes, jabón o gomina y espuma para el pelo. Estos productos se quedan parcialmente pegados en el sifón y los lados de la tubería del desagüe si no se vierte abundante agua. Con el tiempo este tipo de sustancia se acaban secando y solidificando pudiendo obstruir parcial o completamente el desagüe.

La solución a esta causa la veremos en los siguientes puntos, y que requiere utilizar una serie de herramientas y seguir las indicaciones paso a paso.

Pelos y cabellos

Esta es la causa más común de todas y más si hay alguien en la vivienda con el pelo largo. Los pelos se van enganchando poco a poco entre si formando con el tiempo una bola o pelota de pelos que colapsa la tubería por donde se desagua el agua.

Esto se complica si no lo solucionas de forma medianamente rápida ya que los residuos de mayor tamaño comienzan a amontonarse en esta bola de pelo llegando a formar auténticos tapones que se convierten en todo un suplicio para quitar.

En muchas ocasiones basta con tirar poco a poco y de forma progresiva los pelos que se quedan en la rejilla o «boca» del desagüe y verás como poco a poco va saliendo toda la bola de pelo. Pero si el tapón es algo más grande deberás seguir los pasos que a continuación te indicamos.

¿Cómo desatascar un lavabo con éxito?

Para desatascar el lavamanos de pelos, suciedad, residuos de pasta dental u cualquier otro tipo de escombros o posibles objetos que se hayan podido quedar atascados en el desagüe, tenemos varias formas de hacerlo:

Métodos caseros para desatascar la pila del baño

Este truco es muy sencillo, y se puede utilizar en cualquier tipo de desagüe como ya hemos hablado al desatascar un fregadero de cocina. Podemos utilizar varios productos:

  • Cocacola: Este producto es muy poco efectivo si el atasco es demasiado grande.
  • Salfuman: Es altamente efectivo pero debemos tener cuidado ya que puede dañar o deteriorar las tuberías.
  • Soja caustica: No recomendamos su uso por su alta corrosividad y hay un porcentaje bastante alto de perjudicar la tubería del desagüe.

Desatasca el lavabo utilizando sencillas herramientas

Hay tres métodos principales para desatascar el lavabo con herramientas:

Desatascador de ventosa

El primero y más sencillo de utilizar es el típico desatascador de ventosa. Para que este método surta efecto, lo único que debemos hacer es:

  1. Llenar un poco la pila del lavabo con agua, para que haga el efecto vacío.
  2. Tapar con un trapo o esponja mojada el agujero del rebosadero. De esta forma evitaremos que el aire que impulsamos con la ventosa se escape por el rebosadero.
  3. Colocar la ventosa justo en el agujero del desagüe.
  4. Empujar el desatascador de ventosa hacía abajo y hacía arriba en repetidas ocasiones.

Una vez desatascado el lavabo correctamente, notarás como al retirar la ventosa como toda ela gua almacenada en la pila del lavamanos desagua rápidamente. Si no lo hace, vuelve a repetir el proceso.

Quitar el sifón del lavabo

Puede parecer un proceso complicado pero no te asustes ya que es realmente fácil. Simplemente tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Poner una cubeta en la parte de abajo del sifón. Cuando retiremos el sifón se derramará algo de agua, de esta forma evitamos ensuciar nada.
  2. Des roscar las dos partes del sifón que conectan con las tuberías.
  3. Extraer el sifón.
  4. Retirar toda la suciedad, escombros u objetos que puedan haber en su interior.
  5. Limpiar el sifón lo máximo posible con agua.
  6. Volver a introducir el sifón y roscar ambas partes en las tuberías del desagüe.
  7. Comprobar que no hay fugas. Para comprobar que no hayan escapes de agua, llena hasta el rebosadero la pila del lavabo y quita el tapón del desagüe. Esto genera mucha más presión y fuerza que simplemente abrir el grifo y que comience a desaguar. De esta forma si hay una fuga, por pequeña que sea la verás de inmediato.
  8. Pasa un papel seco por todas las partes del sifón para comprobar que no hay fugas.

Desatascador de cable

Este método se usa si el atasco está en una zona de difícil acceso (más allá del sifón). Si has probado los métodos anteriores sin éxito, probablemente tengas un atasco de grandes dimensiones y a bastante profundidad.

Con el desatascador de cable lo que conseguimos es desgranar o trocear poco a poco el atasco, convirtiéndolo en trozos más pequeños que se puedan quitar de una forma más sencilla.

Para utilizar el desatascador de cable deberemos quitar el sifón (siguiendo los pasos comentados en el punto anterior). Una vez quitado el sifón, deberemos introducir el cable por la tubería el desagüe. Cuando tengamos la punta dentro del desagüe seguiremos introduciendo más y más metros de cable hasta que llegue un momento en el que hagamos tope y no nos deje introducir más.

Esto querrá decir que hemos llegado al atasco (¡OJO! También puede ser porque hay un codo en la tubería y se haya enganchado el cable.). Una vez tengamos localizado el atasco, tendremos que hacer fuerza tirando y empujando en repetidas ocasiones e ir girando el cable en forma circular sobre si mismo para lograr desgranar el tapón.

Una vez consideres que has desgranado lo suficiente el atasco, vuelve a probar los métodos anteriores para para conseguir quitar el atasco completamente.